Nuestro taller

Nuestro taller está instalado en el llamado « poligono de la ermita » de Marbella, precisamente au 53 de la calle Pirita.

Tenemos la suerte de beneficiar de grandes aperturas permitiendonos trabajar con luz natural, cual es una ventaja a nivel de los colores y de los brillos que tenemos que tratar en el material que nos confian nuestros clientes.

Disponemos de grandes espacios diafanos en los cuales podemos repartir las diferentes zonas de nuestras actividades: una cabina de arenados, bien aislada que nos permiten tratar piezas muy grandes (carroceria de coches, entre otras cosas) de un espacio de pulido, de secado, de pintura, de trabajo de restauración y, también, de tapizado de sillones especiales como lo puede ser un sillon de barbero.